Las 15 mejores ideas para un dormitorio con vestidor abierto

¿Quién no sueña con el vestidor perfecto? Hoy te contamos las mejores opciones para un dormitorio con vestidor abierto en el que todo tiene su sitio, sin perder el estilo y adaptado al espacio disponible. ¿Misión imposible?

Será porque tengo problemas de espacio en casa, pero últimamente sueño con el vestidor abierto perfecto. Un vestidor abierto que me permite tener cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa. Donde cuando me levanto cada mañana es fácil decidir qué ponerme y, sobre todo, ¡donde es fácil encontrarlo! Pero el problema es que tengo que adaptarlo al espacio disponible en mi dormitorio y no es mucho, la verdad. Pero aún espero poder crear un vestidor abierto con estilo y con capacidad suficiente para todos mis trastos… ¡que no son pocos!

Un vestidor abierto como el de esta foto sería ideal pero, lamentablemente, yo no tendré tanto espacio y probablemente tú tampoco. Por eso vamos a ver las ideas que me han gustado para inspirarnos de cómo conseguir un vestidor abierto práctico y que se adapte a un espacio reducido… pero también con estilo, ¿vienes a verlo?

Una simple barra puede ser suficiente para conseguir un vendaje abierto

Si tienes poco espacio, esta es la solución más básica y fácil… una sencilla barra para colgar la ropa y todo queda a la vista. Y también la más económica. La mejor opción es colgarlo del techo como en los ejemplos anteriores, para ganar espacio que te permitirá colocar debajo de zapatos o cajas o, mejor aún, algún cajón o zapatero. O puede usar las barras con pies y ruedas que le permitirán moverlas para colocarlas y tener espacio adicional debajo. Gana más espacio de almacenamiento colocando un estante encima, ¡pronto encontrarás un uso!

En este caso, seguro que solo puedes tener a mano lo que usas con más asiduidad y necesitarás más espacio para guardar el resto en cajones y armarios adicionales. Acumulamos tantas cosas que es difícil que con una sola barra hoy tengamos suficiente. Por eso habrá que llevar muy estrictamente el cambio de armarios cada temporada y deshacernos de todo lo que no hemos usado en un par de temporadas porque probablemente no lo volvamos a usar nunca más. Y si quieres estar a la última y además dar un toque creativo… Una rama de árbol puede ser la solución perfecta. ¡Amo! Añade una guirnalda de luces blancas a la rama para darle un toque aún más fashion.

En un vestidor, aunque tengamos poco espacio lo que nunca puede faltar es un buen espejo de cuerpo entero en el que podamos vernos por delante y por detrás. Me encantan los de pieza que se apoyan en una pared porque aportan mucha personalidad a un dormitorio, sobre todo si tienen un acabado bonito como el del ejemplo.

Pero si no quieres desperdiciar espacio, también puedes utilizarlo para colocarlo detrás de la puerta del dormitorio. En ella también podemos disponer de algún colgador para pañuelos o aprovechar el rincón de atrás para crear un rincón donde exponer nuestra joyería u otros complementos como pañuelos y tenerlos siempre a mano. La cuestión es ganar metros para nuestras cosas, pero si lo hacemos de forma creativa puede ser así de decorativo, ¡me apunto!

Si tienes una pared entera…

Si tienes una pared completa para distribuir tu ropa estás de enhorabuena porque puedes encontrar muchas soluciones eficaces y combinar barra con baldas y cajones que te serán de gran utilidad para guardar todo lo que no quieres que esté a la vista. ¡Esta cómoda de metal simplemente me encanta!

Si colocas la barra un poco alta puedes colocar debajo cajoneras que te serán muy útiles para guardar ropa que no quieras dejar a la vista o simples baldas para que no tengas que estar colgada como jerseys o pantalones. Y añade un estante encima para colocar bolsos o sombreros. Si lo colocas de forma ordenada por colores y con un poco de estilo hasta puede quedar muy decorativo. Y si tienes techos altos aprovéchalo con más baldas. Solo asegúrese de tener un taburete siempre a mano.

Lo ideal es combinar barras con baldas para ropa y zapatos y cajoneras para ropa interior, pijamas… De forma que tengas la opción de colocar diferentes tipos de objetos según el uso y si quieres que estén o no a la vista. Las barras distribuyen la ropa según la altura y así ganan espacio debajo. Si puedes habilitar una zona de tocador será perfecta para colocar tus joyas y seguro que sacarás rendimiento. Y aprovecha el espacio de abajo para poner tus maletas colgadas junto a una barra, ¡perfecto!

Una idea original es poner la zona del vestidor en la cabecera de la cama y compartirla con una cortina. Para ello necesitas que el dormitorio tenga suficiente profundidad, si no mejor simplemente déjalo a la vista. Si además le añades un maniquí, fuera para mostrar algunas de tus mejores piezas o lo que te vas a poner al día siguiente, además de práctico le darás un toque único a tu dormitorio. ¡Un resultado de revista!

Saca espacio extra de cualquier rincón

Pero seguro que aún te quedarán más zapatos, ropa, complementos… para colocar veremos cómo tener ese espacio extra tan vital. En el dormitorio, podemos utilizar el espacio debajo de la cama. A veces basta con ser un poco más alto. O podemos usar una cama con un contenedor o al menos usar cajas para almacenar todo lo que no necesitamos usar todos los días. ¡Es un lugar perfecto para guardar las cosas que menos usamos o la ropa de cama!

Los zapateros son otro elemento muy útil que podemos colocar en diferentes puntos de la casa. Lo ideal, si no puede estar cerca de la zona de vestidor, sería en la entrada al más puro estilo nórdico. Así cuando salgas y entres los tendrás siempre a mano. Hoy en día encontramos muchos muebles bonitos de zapatería diseñados para estar en las zonas de entrada o pasillo de la casa o incluso debajo de las escaleras. O si no un arcón a los pies de la cama también se puede hacer de zapatero, una gran idea, ¿no os parece?

Y si no te importa lucir tus tacones, aprovecha alguna pared y utilízalos como decoración. Si están bien ordenados y colocados por colores quedará así de bonito. Dale un toque desenfadado añadiendo fotos de viajes, algún pañuelo y bisutería que lo convertirán en algo realmente especial y lleno de personalidad, como tú. ¡Será bueno verte!

Para bolsos y complementos lo mejor es crear una zona especial con baldas donde los tengas a mano y siempre a la vista, porque si no acaba pasando siempre ponemos lo mismo. ¿O no? Si no te cabe en el dormitorio puedes hacerlo en una zona de pasillo o si tienes un cuarto de uso de oficina. Dale un toque simpático con una lámpara y unos maceteros de colores. Y para los lazos y cinturones usa la puerta de algún closet o en la misma puerta del dormitorio puedes armar un espacio tan genial como este, solo necesitas enmarcarlo. ¿Qué piensas?

Pero sobre todo recuerda que el orden es primordial, así que trata de mantener todo lo más organizado posible y en su lugar. Para ello, ayúdate de todo tipo de cajas y recipientes que ayudarán a darle siempre un aspecto limpio y ordenado a tu vestidor. Los cubos transparentes son muy útiles porque rápidamente verás lo que contienen. Cada temporada revisa tu vestidor para conseguir todo lo que ya no necesitas y acomodar lo nuevo. Ya conoces el dicho… ¡renueva o muere! Y si no queremos morir aplastados por el peso de toda la ropa y los complementos viejos, hay que salir a la calle.

Y hasta aquí mis ideas favoritas para montar un vestidor abierto en el dormitorio que sea a la vez práctico y decorativo, que no es poca cosa. Espero que les haya gustado y que les sirva de ayuda y les sirvan algunas de las ideas. Ya me he quedado con unas cuantas para ir a trabajar a casa. Si quieres ver más fotos y propuestas puedes pasarte por mi página de Pinterest. ¿Y tú tienes un vestidor abierto en casa? ¿O prefieres un armario de toda la vida para tener tu ropa? Cuéntame tu experiencia y qué te pareció el artículo de hoy. Espero leer sus comentarios, como siempre. Nos leemos muy pronto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.