Ideas de decoración nórdica: ¡Los 26 trucos que necesitas!

La decoración nórdica o escandinava es un estilo decorativo nacido a principios del siglo XX y procede de países del norte de Europa como Noruega, Suecia, Dinamarca o Finlandia. Las particularidades de este El estilo, pasa principalmente en función de las condiciones y el tipo de vida propio de estas zonas el clima, los paisajes y los materiales típicos del lugar, son puntos clave para el desarrollo de la decoración nórdica.

Debido a la escasa luz natural, los fríos inviernos y las largas horas que pasan en casa debido al característico clima, el principal objetivo de este tipo de decoración es crear espacios acogedores y confortables, maximizando la luminosidad y la calidez del hogar. .

Con el paso de los años, la decoración nórdica más purista ha ido adquiriendo nuevas versiones más renovadas, impulsada principalmente por la fuerte tendencia que ha adquirido en otros países como el nuestro.

Incluir elementos industriales, piezas antiguas o más color en la decoración son algunas de las características que se han incorporado en los últimos tiempos.

Teniendo en cuenta estos factores, para obtener una decoración nórdica las pautas son sencillas:
Orden y amplitud

Los espacios destacan por una gran limpieza visual y una clara tendencia minimalista, queda poco sobrecargado y muy bien distribuido para aumentar la sensación de amplitud. Los ambientes están muy bien cuidados y los elementos que lo forman son sencillos y sin demasiados adornos. El orden es clave.

Decoración nórdica en blanco

Las escasas horas de luz de estas zonas provoca la necesidad de buscar espacios más luminosos. Por ello, es importante utilizar tonos neutros y suaves que ayuden a acentuar la sensación de luz. El blanco es el color predominante en paredes, muebles y accesorios.

Además de usarlo como base y luego agregar otros colores, solo podemos usarlo y combinarlo con el color de otros materiales como la madera o la piedra. La decoración nórdica en color blanco es muy elegante y versátil para cualquier espacio.

La iluminación, factor clave en la decoración nórdica

Aprovechar la luz de las ventanas y sin cortinas o recurrir a tejidos más ligeros que dejen pasar gran parte de la luz natural también ayuda a crear espacios más agradables y luminosos.

En cuanto a la iluminación artificial, se recomienda utilizar luz blanca con potencia suficiente para una iluminación generalizada.

Las lámparas más utilizadas tienden a un estilo más industrial, tipo foco, colores metálicos y desgastados o una pendiente más natural como lámparas de mimbre o bambú.

Para crear espacios más acogedores, también se recomienda complementarlo con algunos puntos de luz más ambientales o decorativos como las típicas guirnaldas de luz o linternas.

Lámparas de estilo nórdico

Dentro de la iluminación, además de potenciar la luz natural, podemos jugar con el diseño de lámparas para enfatizar el estilo nórdico y utilizarlas como complemento decorativo.

En el estilo nórdico, encontramos diseños muy diversos que pueden encajar fácilmente en los ambientes pero siempre tienden a diseños de líneas simples y naturales. Veamos diferentes tipos que pueden funcionar bien en el estilo nórdico:
1. Lámparas de estilo nórdico con toque industrial:
Las lámparas metálicas tipo Focus funcionan muy bien en áreas como la cocina o el salón. Los encontramos en una amplia variedad de colores. Aplicarles una puntada de color puede ser una buena opción y es preferible optar por acabados mate o de poco brillo que mejor se adapten al estilo.

2. Bombillas y lámparas esféricas:
Las bombillas o lámparas esféricas también son un tipo a tener en cuenta dentro de este estilo de decoración. ¡Podemos presentarlos tanto solos como acompañados y con las martas a la vista si son de color mejor! En el dormitorio, podemos colocarlos como lámparas de sobremesa colgantes y quedar genial.

3. Lámparas de estilo nórdico con materiales naturales y colores claros:
Además, las lámparas hechas con materiales naturales funcionan bien dentro del estilo. Los baúles, las fibras naturales como el mimbre o el ratán o la madera pueden ser opciones que añadan ese contacto con la naturaleza tan propio de los nórdicos.

Dentro de este tipo de lámparas de estilo nórdico también encontramos modelos que combinan la madera con otro material como el cemento, la cerámica o el metal.

4. Lámparas geométricas y de cobre de estilo nórdico:
Los acabados metálicos como el oro o el cobre están en auge y el estilo nórdico no iba a ser menos. El cobre es el metalizado más comúnmente visto en este estilo. En este caso, a diferencia de las lámparas con toques industriales que buscaban ser más grandes y llamativas, las lámparas de cobre persiguen un efecto más sutil y discreto y por ello tienden a piezas más pequeñas como la famosa lámpara Copper de Tom Dixon, campanas con el interior cobre y el exterior en otro color o modelos con estructuras metálicas que no parezcan tan sólidas.

5. Flexos:
Los flexos también encajarán fenomenalmente dentro del estilo nórdico. Ya sea para una lámpara de pie, una lámpara de mesa o directamente en la pared. Una opción es colocarlos en el salón junto al sofá pero también podemos darle un toque más original y optar por utilizarlos para el dormitorio como lámpara de noche. ¿Qué te parece la idea?

Pisos cálidos

En los países donde llueve a menudo y hace tanto frío, lo normal es despegar al llegar a casa para no mojar todo y estropear los suelos, por eso mismo, existe la costumbre de guardar los zapatos en el pasillo. Teniendo esto en cuenta, es importante intentar buscar soluciones más cálidas y acogedoras para los suelos. Los acabados de madera son una de las características más típicas, pero también las alfombras pueden ayudar a brindar una sensación más agradable y cálida sin un alto costo. Actúan como aislante térmico y permiten añadir una nota de textura o color a la decoración.

Alfombras de estilo nórdico

En los países nórdicos, el frío invierno influye en la decoración aportando elementos y detalles que aportan espacios más cálidos y confortables. El uso de pisos de madera y alfombras que protegen del frío lo avala pero ¿qué tipo de alfombra queda bien dentro de este estilo?

Normalmente, las alfombras de estilo nórdico suelen jugar con pocos colores, diseños simples y geométricos, repetitivos y estructurados. Triángulos, rayas en zig-zag, círculos o rombos pueden ser excelentes opciones para vestir los suelos.

La naturaleza como fuente de inspiración

Elementos naturales de carácter más invernal como troncos, piñas o ramas no pueden faltar en la decoración nórdica.

En las versiones más recientes del estilo nórdico, las plantas también hacen mella en el hogar. Un poco de verde en algún rincón de la habitación o una hermosa composición de plantas en frascos de vidrio con diferentes formas, alturas y tamaños, darán un aire muy natural y de ensueño.

El uso de elementos vegetales y animales es otra característica esencial.

Son muy habituales las ilustraciones con animales del bosque como ciervos, osos, zorros, ardillas… y folletos con colecciones de insectos, pájaros o flores de diversa índole. Las casitas de los pájaros o los árboles también son elementos muy recurrentes, así como cualquier elemento que recuerde a la naturaleza, respetándola siempre.

Materiales naturales

La decoración nórdica también destaca por el uso de materiales naturales en la mayoría de los complementos: tejidos con fibras naturales como el lino, la lana o el algodón que aportan delicadeza, cestas de ratán o lámparas de bambú pueden ser algunos de los elementos básicos.

El uso de la madera

Con la idea de crear espacios más cálidos y confortables, la madera se introduce en muebles, complementos decorativos y suelos. Suele ser de tonalidades claras, propias de las especies propias de las zonas nórdicas como: pino, arce, haya o roble.

Mobiliario funcional

El mobiliario se caracteriza por una estética muy sencilla y especialmente funcional. El uso de muebles auxiliares y versátiles o con opciones muy prácticas que permiten maximizar el espacio es recurrente. Los diseños tienden a líneas rectas, puras y con curvas suaves. La sencillez y sencillez de las formas se repiten en la decoración.

Incorpora diseño clásico

La decoración nórdica se caracteriza por la sensibilidad y el aprecio por la belleza del diseño. Y en muchas ocasiones mezclar elementos low cost, muy sencillos, con alguna pieza más exclusiva.

Tonos de color intenso

Para contrarrestar el efecto neutro de los colores predominantes en los ambientes, se utilizan toques en pequeños complementos o muebles. Un sofá, una mesa auxiliar, unos cojines o macetas pueden ser buenas opciones. Los colores van al gusto, desde tonos pastel más suaves y relajados como un palo rosa o un celeste hasta colores flúor más vibrantes y atrevidos.

Elementos gráficos y geométricos

Los patrones geométricos y las rejillas no pueden faltar en textiles, paredes y todo tipo de complementos.

Las hojas tipográficas también son un elemento muy común. Suelen presentarse en variadas composiciones jugando con marcos de distintos tamaños y mezclados con alguna ilustración sencilla de la misma gama cromática.

Mezcla de diferentes piezas y descontextualización

En los últimos tiempos el estilo nórdico ha evolucionado para incorporar en algunas ocasiones elementos vintage o piezas industriales en sus decoraciones. El uso de piezas antiguas con aires renovados es muy característico en la decoración nórdica actual, dando lugar a consolas antiguas de líneas más clásicas en colores atrevidos o sillones tradicionales con estampados modernos.

Los objetos fuera de contexto también se incluyen en la decoración nórdica, una escalera a modo de perchero, edredones que son buffets o flexos en el dormitorio pueden ser algunos de los elementos que nos podemos encontrar.

7 ideas para decoración nórdica

Habiendo aprendido la teoría básica sobre el estilo escandinavo, te propongo 7 ideas sencillas para añadir un aire más nórdico a tu casa.
Blanco total. Las paredes blancas te ayudarán a crear el escenario perfecto para tu espacio nórdico. Como hoja en blanco, empezarás de cero y aunque al principio tengas la impresión de que todo lo tan blanco estará vacío y poco decorado, el blanco es el mejor aliado para obtener espacios luminosos y una gran limpieza y orden visual. ¡Poco a poco te irás enriqueciendo con los detalles!
Un sofá de colores. No hay nada que me guste más para romper la monotonía de un espacio en blanco que un cómodo sofá de un color realmente bonito. Hay opciones más allá del negro, gris y marrón chocolate y hoy en día existe una gran variedad de tapices con colores increíbles y telas innovadoras fáciles de limpiar! ¡Entonces no hay excusas! ¿Qué tal un relajante agua verde, un lila dorado o un sofisticado coral?
Elecciones geométricas. Hazte con cojines en blanco y negro o tonos grises con patrones geométricos de rayas, lunares, rombos, triángulos… Diviértete y crea una mezcla atrevida jugando siempre con diferentes patrones en esos mismos tonos.
Composiciones tipográficas. Busque mensajes interesantes, frases positivas o palabras de aliento con fuentes cuidadosas como expliqué en el artículo sobre letras. Combina diferentes marcos en una pared y como ves, también puedes alternar láminas con ilustraciones simples o motivos geométricos.
Plantas ¡No te lo pierdas! Ayudan a crear espacios más naturales y son grandes aliados dentro de la decoración. Puedes elegir el estilo que más vaya contigo: un divertido recipiente con variados cactus, pequeños frascos de vidrio con delicadas flores o una frondosa planta en un rincón de la habitación, ¡lo que prefieras!
Sillas divertidas. Una misma mesa pero con diferentes sillas enriquecerá el espacio y lo hará más dinámico. Elige modelos interesantes y juega con sus formas y colores para añadir un toque alternativo y diferente.
Tejidos. Consigue una alfombra que te ayude a calentar los suelos y culminar tu estilo. Si eres de los que quiere impulsar un estilo nórdico más sobrio y natural busca una alfombra en tonos neutros que tenga una textura agradable, opta por materiales naturales. Si por el contrario prefieres un estilo nórdico más desenfadado y desenfadado, apuesta por una alfombra con algún motivo geométrico como zig-zag.

Ya ves, considerando siete cosas, podemos adaptar fácilmente nuestra decoración al estilo nórdico. ¡Espero te haya sido de utilidad! ¿Te atreves? ¡Compártelo con nosotros!

Artículos Relacionados

10 sencillos consejos de decoración de estilo nórdico para 2021
La decoración de estilo escandinavo también se conoce como estilo escandinavo y se caracteriza por una decoración ligera y sencilla …

Estilos más populares Ideas de decoración de casas de campo
Las ideas de decoración de casas de campo son un estilo de diseño de casas popular y se han convertido en varios …

Maravillosa decoración minimalista para ideas de espíritu zen
Acumulamos objetos para no saber más qué hacer con ellos. Recuerdos, objetos de …

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *