Colores apagados para una elegancia atemporal en el apartamento

Los colores apagados o silenciados son todos los nombres que no son llamativos y claros. Son principalmente tonos mixtos que lucen neutros y tranquilos. Se pueden usar tanto para luz como para oscuridad. Estos incluyen gris, marrón, negro, beige, tonos azul marino, verde grisáceo, crema, etc. En términos de vestimenta, esto expresa moderación y adecuación. En un apartamento confortable se consigue un ambiente confortable y equilibrado. Los colores apagados generalmente se notan a segunda vista, pero de ninguna manera parecen impersonales o modestos.

Los colores cubiertos también se pueden describir como colores lisos. Son neutros, naturales y versátiles. Además, sirven como base perfecta para un look atemporal, ya sea como decoración o como outfit. Las formas claras y los tonos apagados van juntos y emergen como una tendencia actual. Para compilar tonos claros y oscuros, es óptimo crear una imagen general consistente. Y aunque los matices apagados siempre se ven elegantes, hay algunas reglas a seguir que garantizarán un efecto armonioso.

Combina colores apagados
En cuanto a las combinaciones de buen gusto con tonos apagados, se aplica tanto al interior del apartamento como a la selección de la ropa. Los colores cubiertos se pueden combinar con estilo con los que no son de color, como el negro, el blanco y el gris. El resultado es una imagen general atemporal que representa elegancia y estilo. Además, los conjuntos tono sobre tono lucen decididamente estéticos y elegantes. Si no te asustan los colores fuertes, puedes enfatizar uno u otro punto. Para un mayor atractivo visual, puede confiar en los arreglos con colores claros. Llaman la atención sobre el punto específico y lo colocan en el lugar correcto. Perfectos para esto son especialmente los pequeños detalles y accesorios que se usan de manera equilibrada.

Colores apagados en el apartamento.
Al diseñar una casa, una de las principales reglas a tener en cuenta es: cuanto más pequeña sea el área, más notable e inusual puede ser el color. Y por el contrario, cuanto más duradero y más grande sea el objeto, se debe optar por un color apagado. Además, no solo es importante la cantidad de colores, sino también la proporción en que uno los trae. Además, las diferentes estructuras y materiales tienen un efecto diferente a un acabado mate en el mismo color. Entonces, una estantería puede servir como un patrón de pared maravilloso, pero al mismo tiempo causar un caos orgánico. Los tonos especialmente cálidos, la madera y las superficies suaves aportan variedad en el interior sencillo y también tienen un efecto calmante.

Los colores cubiertos son una excelente solución tanto para estancias pequeñas como para espacios grandes o comerciales. Para espacios pequeños es importante utilizar los colores y materiales de forma equilibrada, de lo contrario la habitación parece oscura y opresiva. La combinación con el blanco crea un aspecto elegante, amable y brillante. Las habitaciones blancas solían ser frescas e incómodas. Los colores apagados y los sofisticados detalles en contraste los convierten en un oasis acogedor. Los elementos en gris se recomiendan para áreas públicas, porque parecen bastante neutrales y simples.

Al instalarse con colores apagados, sobre todo, se crea un ambiente tranquilo y sencillo. Sin embargo, no deben faltar acentos alegres. La decoración sencilla puede combinarse muy bien con accesorios y textiles para el hogar. Las combinaciones con tonos pastel de azul o rosa aportan paz y comodidad y son especialmente populares en dormitorios y salas de estar. A través de la decoración, cojines, colchas, murales, cortinas y pequeños muebles puedes darle al diseño discreto un silbido colorido y crear contornos en la sala de estar.

Si quieres un ambiente estimulante y muy animado, esto también se puede conseguir a través de colores apagados. El color fuerte, como el rojo, también está disponible en una versión apagada. Su resplandor está agradablemente mitigado, pero el color es igual de poderoso. Combinado con colores oscuros como negro, marrón, gris, etc., se mejora el efecto dramático. Con blanco o crema acentúas la luminosidad.

La tendencia hacia la naturalidad en el interior está muy relacionada con los colores apagados. Se destacan los muebles y pisos en óptica natural, que también se pueden modernizar. Es de especial actualidad combinarlos con superficies mates, por ejemplo tapizados con estructuras vistas. Las cubiertas de cuero, lana, fieltro, lino y terciopelo están en auge y completan la sala de estar natural. Si uno ha optado por colores apagados en el apartamento moderno, la combinación de materiales o la mezcla de materiales en primer plano.

Los tonos marrones le dan a la habitación un ambiente acogedor y transmiten una sensación de seguridad y relajación. No solo son ideales para muebles y tapicería. Una pared decorativa en un cálido tono marrón oscuro llama la atención. Para que incluso la habitación pequeña, por ejemplo, un dormitorio, no parezca abrumadora, es recomendable usar muebles, alfombras y cortinas brillantes. Por otro lado, los muebles oscuros quedan particularmente bien en una pared en tonos tierra suaves como el verde caña.

A todos los tonos apagados se adaptan especialmente bien los muebles de madera o los muebles con aspecto de madera. La tendencia son principalmente especies de madera en tonos claros y apagados como acacia, roble, haya, nogal con hermosas vetas, etc. Estos hacen que el área parezca natural y casual. El ambiente se complementa perfectamente con verdes profundos como el verde oscuro, el petróleo y el verde musgo. Crean una sensación de seguridad, se ven extremadamente nobles y también dan profundidad a la habitación. Se pueden combinar perfectamente con colores rojos, amarillos y metalizados.

Especialmente bonitas y cálidas son las superficies brillantes de colores oscuros. El cobre y el latón están actualmente de moda y, como acentos, se ven aún más preciosos y preciosos debido a sus encantadores reflejos. Como resultado, un arreglo con colores apagados oscuros ya no parece sombrío.

El antracita se ha convertido en un color popular para muebles y decoración del hogar. Recuerda a la pizarra natural y como pintura de pared para aquellos que tienen muchas agallas, funciona maravillosamente como una pared de acento. Esto se combina con madera cálida y accesorios dorados brillantes. Para lograr una elegancia espectacular, combine el antracita con el blanco, un clásico de color moderno. Esta extravagante combinación de colores es sin duda algo para valientes, que pueden seguir jugando con los contrastes incluso durante la instalación.

El color de la berenjena rara vez es atacado. Es para románticos sensuales y especialmente para personas que no le temen al color. Los tonos berenjena y bayas en diferentes tonos de color apagados atraen la decoración sencilla. Esta variedad se puede lograr mejor a través de diferentes materiales como terciopelo, satén, seda, papel tapiz y motivos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.